El dolor crónico


El pasado mes de octubre se celebraba el Día Mundial contra el Dolor, que ya auspiciara la OMS en 2004. Y el día 21 de dicho mes, como una forma de celebrar a lo grande, la Unidad del Dolor del Hospital Infanta Cristina (Badajoz) colocó el primer implante contra el dolor crónico consistente en un electroestimulador, subcutáneo, a nivel del sistema nervioso central, que emite impulsos que interfieren en el dolor. Y no es que antes no se hubiesen instalado electroestimuladores, pero hasta ahora habían sido a nivel medular. Una pila, que dura cuatro o cinco años, es la encargada de transmitir los impulsos y aliviar la intensidad del dolor, mejorando la calidad de vida del paciente.

Sin embargo, esta técnica no puede ser aplicada ni a todos los pacientes, ni a todos los tipos de dolor.

Entendemos por dolor crónico, aquel que se prolonga en el tiempo más de tres meses y no hay tratamiento médico que permita la desaparición de sus síntomas. Cuando carece de causa que lo justifique llega a convertirse en enfermedad y, como tal, ha de ser tratada. Al parecer, el dolor musculoesquelético es la categoría que más abunda; por ello, la IASP (Asociación Internacional para el Estudio del Dolor) ha declarado el Año Mundial contra el Dolor Musculoesquelético (octubre 2009- octubre 2010).

A veces, el dolor surge a raíz de un traumatismo leve o de un procedimiento quirúrgico, pero continúa mucho tiempo después de que el paciente ha sido dado de alta por el médico. Y entonces, tenemos que buscar los paliativos y tratamientos que puedan aliviar la intensidad del dolor, desechando los mitos culturales como soportar estoicamente el dolor o el mito de creer que la toma de un analgésico crea dependencia, sin consultar con el médico. Porque de lo que se trata es de mejorar la calidad de vida y, para ello, hay que recurrir a un equipo multidisciplinar que nos preste ayuda, entre los que pueden estar:

es_multi-disciplinary-teamProcedencia de la imagen: Aliviar el dolor

La medicina alternativa se ofrece también como otra opción para aliviar el dolor: musicoterapia, acupuntura, masajes como el shiatsu, homeopatía, hipnosis…

La emisión de señales del sistema nervioso central, generadas por la activación de receptores sensoriales que informan al cerebro sobre alguna lesión física en el cuerpo, es denominada nocicepción, “mientras que la fase sicológica-emocional de este fenómeno es lo que conocemos simplemente como dolor, ya que se trata básicamente de una experiencia sensorial y, por lo tanto, subjetiva”. (1)

También merecen una mención y respeto las creencias religiosas, sanadoras, que actúan de forma subjetiva sobre los pacientes creyentes y ayudan a reducir el número de analgésicos. Sin embargo, en este campo la estafa y el engaño son algo habituales.

Se están ganando muchas batallas al dolor, y son constantes los descubrimientos y estudios que ayudan a paliar el mismo, como el reciente, realizado por la Clínica Mayo, que ha demostrado la importancia de la vitamina D para reducir el dolor.

El paciente nunca deberá abandonarse al dolor, hay muchos recursos y herramientas a su alcance para luchar y aliviar el dolor, mejorando su calidad de vida.

Notas:

(1) Benjamín Domínguez Trejo, especialista de la Facultad de Sicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en OMS: crecerá el número de personas con dolor crónico.

Fuentes:

Más información:

Anuncios

3 comentarios

  1. […] recientes El dolor crónico … en Musicoterapia y discapacidad…El dolor crónico … en Shiatsu para los usuarios de s…Ana Liebanas en Vamos a visitar la Exposición […]

  2. Señores:
    Atento saludo.
    Padezco un dolor siempre fuerte en la zona lumbar ( costillas 5. 4, 3 y 2 derechas) , en la zona cervical y ya mun poco leve a lo largo de la columna vertebral ( frotàmdome con la yema de los dedos me alivia).
    Por favor orientarme: es conveniente los masajes con un electroestimulador y sus caracterìsticas ò que me sugieren debo hacer.
    Agradezco su valioso apoyo.
    Cordialmente Luis Fernando

  3. Hola Luis Fernando, bienvenido.

    Yo te recomiendo que consultes tus dudas con tu médico rehabilitador o traumatólo. Ya sabes cada cuerpo es todo un mundo, lo que a uno le viene bien, a otro puede suponerle efectos negativos y contraproducente.

    Te deseo mucha suerte, y que tus dolores te den algún respiro. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: