La resiliencia y el crecimiento personal


En un pasado post os hablaba de los cambios que, a veces, se presentan en nuestras vidas, y que suponen el final de una etapa que hay que saber cerrar,  para dejar paso a una nueva. En determinados momentos pueden ocurrir acontecimientos muy duros, o determinadas personas pueden vivir una existencia muy adversa.

Pero ante cualquier adversidad de la vida, las personas reaccionan de forma diferente, según su grado de resiliencia, es decir, según la capacidad que poseen para sobreponerse, e incluso salir fortalecidas de esa adversidad. Los problemas y experiencias adversas nos pueden servir para crecer y madurar emocionalmente. Se trata de convertir en positivo, lo negativo.

Las desgracias pueden, paradójicamente, permitirnos madurar. Todo depende de cómo las veamos: como problemas o como oportunidades. (1) Para la psicología transpersonal, todo obstáculo es palanca. ¡Es la ciencia que permite transformar el sufrimiento en dicha! (2)

Entonces, ¿por qué unas personas poseen esta capacidad y otras no? ¿por qué hay personas que no aprenden del sufrimiento? En opinión del doctor en Psicología Manuel Almendro, “el mayor obstáculo es quedarse anclado en el papel de víctima”.

Rasgos que potencian la resiliencia

  • La introspección: Es una facultad que permite a la persona a entrar dentro de sí misma, observarse, reflexionar y hacerse preguntas. Es un punto de conocimiento y reconocimiento de nosotros mismos. Nos ayuda, pues, a preguntarnos y respondernos de forma honesta.
  • La independencia: Ayuda a establecer límites entre uno mismo y los ambientes adversos. Potencia el establecimiento de una distancia emocional y física ante determinadas situaciones, sin llegar a aislarse. Nos permite ver las cosas desde fuera. Cuando la distancia física no es posible, debemos suplirla por la distancia emocional, siempre que se pueda.
  • La iniciativa: Capacita para afrontar los problemas y ejercer control sobre ellos. Es una forma de tomar las riendas de nuestra vida o de la situación que estamos viviendo.
  • El humor: Conduce a encontrar el lado cómico en las situaciones adversas. El sentido del humor es una de las fortalezas humanas, hace que cambie nuestra percepción del problema. Del estudio de la influencia del humor sobre la salud se ocupa la Psico-neuro-inmunología y existen terapias que intentan potenciar la risa y el buen humor en los pacientes, como la risoterapia.
  • La creatividad: Es la capacidad de crear, de producir cosas nuevas y valiosas, es la capacidad del cerebro para llegar a conclusiones nuevas y resolver problemas en una forma original. Lleva a crear orden y belleza a partir del caos y el desorden. En la infancia se expresa en la creación y los juegos que son las vías para disfrazar la soledad, el miedo, la rabia y la desesperanza.
  • La moralidad: Invita a desear una vida personal satisfactoria, amplia y con riqueza interior. Incluye la conciencia moral, el compromiso con valores y la separación entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo erróneo.
  • La habilidad para establecer lazos íntimos y satisfactorios con otras personas. Capacita a brindarse a otros y aceptarlos en la propia vida.

A esta relación de rasgos habría que añadir la fuerza de voluntad, tan importante en una persona para superar las adversidades.

La personalidad resistente (hardiness)

El concepto de personalidad resistente es relativamente reciente, aparece por primera vez en la literatura científica en 1972 (revista Family Circle), en relación a la idea de protección frente a los estresores. Son Kobasa y Maddi los autores que desarrollan el concepto, a través del estudio de aquellas personas que ante hechos vitales negativos parecían tener unas características de personalidad que les protegían. En los comienzos de este concepto tuvo mucha importancia la teoría existencial de la personalidad. Se concibe al individuo no como un portador de una serie de rasgos internos y estáticos, sino como alguien que de forma continua y dinámica va construyendo su personalidad a través de sus acciones. Además, el existencialismo entiende la vida como un inevitable cambio asociado a situaciones de estrés. Tres conceptos existencialistas son especialmente relevantes: el compromiso, el control y el reto. (3)

La vida es un aprendizaje en el que vamos construyendo nuestra propia existencia. Y la mejor manera de encararla es mediante un pensamiento positivo.

Para terminar, copio aquí un texto visto en el blog Algo de luz y un poco de ceniza:

Una piedra en el camino

El distraído tropezó con ella .
El violento la usó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El caminante cansado la usó como asiento.
Para los niños fue un juguete.
Drummond hizo poesía con ella.
David mató a Goliat.
Michelángelo extrajo de ella la más bella escultura.

En todos los casos la diferencia no estaba en la piedra, sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.

Notas:

(1) Alex Rovira. ¿Quién manda en mi vida?
(2) Manuel Almendro, doctor en Psicología. Entrevista.
(3) C. Peñacoba y C. Moreno: El concepto de personalidad resistente.

Fuentes:

Más información:

Procedencia de la imagen.

ACTUALIZACIÓN (20-01-2010):

Anuncios

15 comentarios

  1. Muy interesante. Gracias por el trabajo.

  2. Me ha gustado es sencillo y facil de entender!!!!!

  3. Uf, me he leído el post varias veces.
    En muchos aspectos me ha servido de espejo de mí misma. Creo que soy resiliente.

  4. – Deyanira, me alegro que te haya resultado interesante. Debería haberte dedicado este post, de todas maneras he utilizado un texto de tu blog. Gracias a ti.

    – Mª Gracia, gracias por tu comentario. Me alegro que te haya gustado la exposición.

    – Lu, la mayoría de las personas somos resilientes o llevamos la “semilla de la resiliencia”. Gracias por tu visita.
    http://www.ahealthyme.com/topic/esresilience

    Besos a las tres.

  5. La frase que más me ha gustado es esta: La vida es un aprendizaje en el que vamos construyendo nuestra propia existencia. Y la mejor manera de encararla es mediante un pensamiento positivo.

    Y con tu permiso me quedo con ella, pues es preciosa y me dice mucho. Aunque todo el post en sí es muy interesante. Me encantó leerlo. Ahora solo hace falta que encuentre dentro de mí todas las claves de la resiliencia.

    Besos,

  6. Hola Leonor. Me alegro mucho verte por aquí.

    Esa frase que tú refieres es de mi cosecha propia y se me ocurrió al paso. Tienes todo mi permiso para quedarte con ella 😉

    Estoy segura que posees “todas las claves” dentro de ti, tómate tu tiempo. Sé que eres una persona resiliente.

    Cuando se nos tambalean los cimientos, necesitamos un tiempo (en algunos casos, de duelo) para volver a edificar, reconstruir e incluso construir de nuevo nuestra vida.

    Muchos besos y un abrazo cálido.

  7. Ya hice este comentario en otra ocasión cuando colgaron este tema en otro foro. Me parece un artículo fascinante. La inteligencia emocional es también un buen factor influyente.
    Creo que la mayoría de los Polio somos personas con una resiliencia clarísima.
    Saludos.

  8. Tienes razón, Pilar, las emociones rigen nuestras vidas en momentos de dificultad, frente a nuestra inteligencia racional. Eso nos salva.
    En cuanto a lo que dices de “los Polio”, no nos queda otra ¿o no? 😉

    Saludos cordiales

  9. Es un artículo realmente bueno y creo que también muy útil, ya vemos cuantos comentarios ha suscitado, yo creo que las premisas que presenta son autenticas, quizás yo agregaría, aunque pudiesen esta implícitas, la tolerancia, cualidad difícil la de aceptar a los demás con sus creencias, personalidades, convicciones y así respetarlas. Otro rasgo que resaltaría es la propensión al amor, tener un corazón que no solamente pueda establecer lazos con las otras personas sino también que lo sea con cariño-

  10. Gracias, María Elsa, por tu aportación.

    La tolerancia y, yo añadiría, la empatía son rasgos de la resiliencia que nos permite ponernos en el lugar del otro y aceptarlo; así somos capaces de aceptarnos a nosotros mismos con nuestras dificultades.

    Y la “propensión al amor”, creo que es lo más importante de todo cuanto hay escrito aquí. El dar-recibir amor es lo que nos crea esa paz interior que nos permite gozar y alcanzar la felicidad que, en última instancia, se trata de eso.

    Un fuerte beso.

  11. Estimado:

    No fué mi intención plagiar la imagen.
    Disculpa si te ha molestado…..

    Saludos

    • Hola Eduardo.

      Creo que has entendido mal el reporte del enlace de tu imagen. Yo sólo he referenciado la procedencia de la imagen; es decir, enlazar con la página (la tuya) desde donde yo me he descargado la imagen. Yo no sé si tú la has plagiado o no, ni mucho menos me he pronunciado en ese aspecto, WordPress ha hecho el resto.

      Saludos cordiales.

  12. […] Imagen: conruedasyaloloco […]

  13. es una buena pagina los felicito muchas gracia por ese servicio

    • Gracias a ti, María José, por dejar tu comentario.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: