Tratamiento del Síndrome Postpolio


Hoy ha aparecido, en el periódico digital Lainformacion.com, la noticia de que el Grupo Parlamentario Convergència i Unió (CiU) ha registrado una proposición no de ley para instar al Gobierno a impulsar nuevos tratamientos del síndrome postpolio y nuevas líneas de investigación sobre esta dolencia. (1) Es esta una medida importante dentro de la lucha por la investigación, el diagnóstico y el tratamiento del síndrome postpolio. Es una buena noticia también, pese a que las propuestas políticas siempre hay que ponerlas en cuarentena, mientras se demuestra su buena voluntad en la práctica.

Hacer clic para aumentar la imagen

Aunque el Síndrome Post-Polio (SPP) no es un fenómeno nuevo, ya que aparece descrito en la literatura médica en 1875, es a partir de 1984 cuando se despierta un interés renovado por los efectos tardíos de la polio. Y un paso decisivo se ha dado el pasado mes de febrero de 2009, en que obtuvo la clasificación bajo el código “G14”, dejando de ser denominado y englobado como “Secuelas de poliomielitis” (código B91), dentro de la Clasificación de Enfermedades de la OMS. Durante el presente año deberán acometerse los protocolos de actuación en las distintas administraciones sanitarias.

La situación real, a día de hoy, es que no existe ningún tratamiento farmacológico eficaz ni específico para el Síndrome PostPolio. Los ensayos clínicos realizados con la piridostigmina (Mestinon o Regonol) no han producido los resultados que se esperaban. Este es un medicamento que se usa, sobre todo, para disminuir la debilidad muscular y la fatiga. (2)

Con respecto al dolor, éste puede tratarse con anti-inflamatorios no esteroideos tradicionales, inhibidores del ciclo-oxi-genasa-2 y analgésicos no-narcóticos (3). También pueden funcionar los antidepresivos tricíclicos y anticonvulsionantes; inyecciones de anestésicos locales o corticosteroides: etc.

Debido a que el SPP suele generar un proceso de denervación continua, el ejercicio intenso termina por debilitar aún más al paciente, creándole una nueva discapacidad, o acentuándole aquella con la que ha vivido desde que se recuperó de la fase aguda de la poliomielitis. Por tanto, son convenientes ciertos tipos de ejercicios controlados, con interrupciones para el descanso o reposo, a fin de facilitar la función muscular y potenciar el sentido del bienestar del paciente, induciéndole a llevar una vida activa dentro de sus posibilidades, para conservar la movilidad.

Para mantener la calidad de vida, es importante el papel que juega la fisioterapia y la terapia ocupacional.

Se trata, pues, de aliviar los síntomas.

Notas:

(1) La Información.
(2) Asimismo ha ocurrido con otros medicamentos como el clorhidrato de metilfenidato (Ritalin o Rubifen) y la bromocriptina (Parlodel) o el modafinil (Provigil, Virgyl, Modiodal o Vigil), también para la fatiga. Además, los efectos colaterales de estos medicamentos puede causar problemas.
(3) El tramadol (Ultram) puede ser útil en algunos pacientes.

Fuentes:

  • La Información: CiU reclama impulsar nuevos tratamientos del síndrome postpolio.
  • OMCETPAC. Qué necesitan saber los internistas acerca del Síndrome Postpolio.
  • FAMMA. Síndrome PostPolio (SSP).
  • OMCETPAC. El Síndrome Postpolio. Un probema conocido, poco difundido y de urgente atención.
  • Polio-Postpolio.ning

Más información:

Procedencia de la imagen.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hacer ejercicio en el agua

  2. Compartir ideas con otros pacientes para asi ayudarnos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: