La fridamanía y las falsificaciones de la obra de Frida Kahlo


A raíz de la exposición Frida Kahlo y su mundo, inaugurada el pasado día  16 de enero en Bruselas, la directora adjunta del museo de Bellas Artes donde se expone la obra, France de Kincher, prevé que “la ‘fridamanía’ va arrancar de nuevo”. Es indudable que la fridamanía está de nuevo de moda, como ocurriera en 2007 cuando se celebró el centenario de su nacimiento. El recorrido de su obra por Europa lo confirmará.

Fue tras la muerte de Frida cuando su obra logra un verdadero reconocimiento, eclipsando incluso la obra de su marido Diego Rivera. En 2002, Julie Taymor estrena  la película Frida (2), donde se retrata la torturada vida de la pintora. Pero el reconocimiento mundial y la universalidad de ella tiene una contrapartida: se ha convertido en una de las artistas más falsificadas. En México se está desarrollando una batalla judicial a causa de una serie de “nuevos” trabajos descubiertos en 2004. Y ahora acaba de aparecer otra serie en el Distrito Federal. James Oles, profesor asistente de arte en el Wellesley College de Ma-ssachusetts y experto en la obra de Kahlo, señala que el éxito de la primera serie de aparentes falsificaciones –que fueron tomadas lo suficientemente en serio para ser recolectadas en un libro especial y presentadas como genuinas– está alentando más falsificaciones. (1)

Nota:

(1) Andrew Johnson, El negocio de falsificar a Kahlo.

(2) El 25 de octubre de 2002 se estrenó en Estados Unidos y el 14 de febrero de 2003 se estrenó en España.

Fuentes:

Anuncios

2 comentarios

  1. Siempre interesante Frida.
    Los cuadros donde se ve llena de flechas son muy explícitos.
    Una vez cayó en mis manos una biografía de ella escrita por su hermana: “Mi hermana Frida” se titulaba. Ahí fue la primera vez que vi que ese nombre y la verdad es que me impresionó bastante su vida sobre todo por su gran fortaleza. Lo que más pena me dio fue el saber que murió presa de unos dolores insoportables a causa de la polio. Supongo que sería el SPP… solo que en esa época ni se sabía lo que era eso.
    Un abrazo,
    Leonor

    • Hola, Leonor.
      El cuadro en el que se ve llena de clavos se llama “La columna rota” (1944) http://www.fridakahlofans.com/c0480.html y el que tiene el cuerpo de venado lleno de flechas es “El venado herido” (1946), que lo pintó tras su decepcionante operación de columna http://www.fridakahlofans.com/c0540.html Ambos son escalofriantes.

      Probablemente padeciese el síndrome postpolio; sin embrago, parece ser que acarreaba otras dolencias provocadas por su accidente.

      Fue una persona atormentada que demostró una gran fortaleza, aunque tuviese períodos de profunda depresión. Pero también vivió intensamente, tuvo un espíritu rebelde y, qué duda cabe, creador.

      Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: