FEAPET se reúne con el Director General de la Discapacidad


reunion-feapetEn febrero de 2010, la FEAPET* hizo un primer movimiento en favor del colectivo de afectados de polio, con relación a la aprobación del Real Decreto 185/2009, de jubilación anticipada para personas con discapacidad en grado igual o mayor al 45%, teniendo quince años cotizados. Se consiguió añadir el epígrafe “secuelas de polio” que, hasta ese momento, sólo rezaba “Síndrome post-polio” como requisito indispensable para poderse acoger a dicho Decreto.

En un principio, cuando se publicó este RD, todos pensamos que esto podía ser una posible solución para muchos afectados de polio, pronto nos dimos cuenta que dos de los requisitos que exigía este RD eran casi imposibles de cumplir.

Tener acreditado el periodo mínimo de cotización de  quince años, y durante este periodo, además, tener reconocido el Síndrome Post-polio con un grado de discapacidad del 45% o superior.

Pero la  exigencia de disponer de un diagnóstico reconocido por Síndrome Postpolio,  durante  dicho periodo de cotización, (15 años) era una de las condiciones, que impedían  su total acceso.

Tras aquellas gestiones, conseguimos, para acceder a la jubilación anticipada, la modificación del artículo 2, apartado f) “Secuelas de polio/ Síndrome post-polio”, publicado en el Real Decreto 1148/2011.

Con este paso, podían acogerse a dicho RD 1851/2009 más afectados de los que en un principio estaban incluidos. Conseguimos un primer objetivo, pero quedaban y aún quedan algunos escollos por sortear, en cuanto a la jubilación anticipada, de nuestro colectivo, se refiere.

Con intención de hacer un segundo movimiento sobre este tema, el pasado 22 de enero de 2013, representantes de FEAPET, nos reunimos con el Sr. Ignacio Tremiño Gómez, Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, y la Sra. Mercedes Jaraba Sánchez, Subdirectora General de Participación y Entidades Tuteladas.

El motivo de la reunión fue exponerles las dificultades con las que se encuentran los afectados de polio a la hora de acogerse al Real Decreto 1851/2009, y la aplicación del artículo 1, referente  a la imposición que determina la condición, de tener reconocido un grado de discapacidad del 45% o superior, durante el período de cotización de 15 años.

Nosotros les quisimos hacer saber que consideramos, que al efectuar las valoraciones de grado a las personas afectadas por la polio, no fueron debidamente consideradas nuestras lesiones, pues no se tuvieron en cuenta las lesiones neurológicas que entonces se padecían, en consecuencia, los grados de discapacidad que fueron otorgados de forma reiterada y sistemática, no fueron acordes a la realidad de las lesiones padecidas.

Por lo que en nuestro  caso, consideramos  que esta mala valoración nos perjudica gravemente y nos obstaculiza  ahora toda posibilidad de acceso para poder cumplir los requisitos que el RD exige para acogernos a una jubilación anticipada.  Por esta circunstancia, solicitamos la modificación de uno de los requisitos que es el de tener reconocido un 45% durante el periodo de cotización (15 años), siendo suficiente que  los afectados de polio lo tengamos  reconocido  solamente en el momento de efectuar los trámites de la solicitud.

Fuimos escuchados con atención, y en un ambiente de cordialidad, con una buena predisposición por parte de los representantes del Ministerio, del  Director General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad, y de la Subdirectora General de Participación y Entidades Tuteladas, los cuales nos pidieron que les hiciéramos llegar nuestra petición por escrito, y se la alegáramos  detalladamente (cosa que desde la FEAPET ya se hizo), con la intención de trasladarla, después,  a los responsables, para darle curso, si fuera posible,  comprometiéndose ellos a hacer lo que estuviera en su mano para ayudarnos.

Los allí presentes salimos con una buena sensación de que pudiera conseguirse algo bueno para el colectivo…! Ojalá, que sí!, Nosotros seguimos trabajando por ello.

(*) FEAPET: Federación Española de Asociaciones de Polio y sus Efectos Tardíos.

Anuncios

El TSJCV reconoce la jubilación anticipada y contributiva a un trabajador afectado por secuelas de polio


La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha reconocido la jubilación anticipada y contributiva a un hombre, que trabajaba de electricista, y estaba afectado de secuelas de polio y presentaba síndrome postpolio, según consta en la resolución facilitada por Cocemfe CV.

De esta forma, el tribunal valenciano ha estimado en parte el recurso de súplica interpuesto contra la sentencia dictada por el juzgado de lo Social número 5, y ha declarado el derecho del trabajador a percibir la pensión de jubilación anticipada sobre una base reguladora de 1.843,16 euros y con efectos del 1 de enero de 2011.

El hombre, vecino de Valencia, sufrió una poliomielitis con afectación del miembro inferior derecho cuando tenía un año. En el año 1994 le fue reconocido un grado de minusvalía del 45 por ciento con un grado de discapacidad del 42 por ciento; en 2007 el grado de minusvalía se fijó en el 54 por ciento, y el de discapacidad en el 53 por ciento; en 2011 se le reconoció una discapacidad del 65 por ciento, y en ese mismo año el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) le reconoció una incapacidad permanente total para su profesión por secuelas de polio con amiotrofia en miembro inferior derecho.

La Ley General de la Seguridad Social establece –tal y como indica la sentencia– que la edad mínima de jubilación de 65 años podrá ser reducida en el caso de personas con discapacidad en un grado igual o superior al 45 por ciento, siempre que se trate de discapacidades reglamentariamente determinadas en las que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida de esas personas.

El afectado ha podido acreditar un tiempo de trabajo efectivo de casi 40 años, y en febrero de 2009 la Organización Mundial de la Salud incluyó el síndrome post-polio en la clasificación de enfermedades.

Por estos motivos, el tribunal entiende que el trabajador tiene derecho a la jubilación anticipada. Asimismo, considera que el hecho de que no sea hasta el año 2006 cuando los certificados médicos del demandante comiencen a mencionar el síndrome post-polio, “no puede ser obstáculo para el acceso a la prestación solicitada”.

Cocemfe CV ha aplaudido esta sentencia “pionera”. En este caso, han sido esta entidad y el CERMI CV, a través de sus servicios de asesoramiento jurídico, quienes han orientado a la persona afectada sobre la base legal para recurrir el primer fallo desfavorable, con la colaboración de la abogada especializada en temas de discapacidad, Mónica Aguado.

Carlos Laguna, presidente de Cocemfe CV, ha manifestado: “se trata de una de las primeras sentencias, si no la primera en la Comunitat, que reconoce acreditada por otros medios la polio o el padecimiento del síndrome, aunque el Certificado de Discapacidad no refleje el mismo o las secuelas de esta enfermedad”. “Hay que aplaudir que esta sentencia recoge el espíritu de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad y abre, de este modo, una vía jurisprudencial muy esperada por los afectados de polio”, ha destacado.

Guía práctica de Jubilación anticipada de trabajadores con discapacidad 2011


Documento práctico elaborado por la Dirección de Servicios Jurídicos del CERMI que da respuesta a las preguntas de los posibles beneficiarios de una pensión de jubilación.

Actualmente hay vigentes dos Reales Decretos que regulan la jubilación anticipada de las personas con discapacidad. Uno es el Real Decreto 1851/2009, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social en cuanto a la anticipación de la jubilación de los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 45 por ciento (BOE de 22.12.2009), que tiene efectos desde el día 1 de enero de 2010, y otro -en vigor desde enero de 2004- el Real Decreto 1539/2003, de 5 de diciembre, por el que se establecen coeficientes reductores de la edad de jubilación a favor de los trabajadores que acrediten un grado importante de discapacidad (BOE de 20.12.2003).

Leído en: CERMI Aragón.

Se modifica el Real Decreto 1851/2009 que contempla la jubilación anticipada de los trabajadores con discapacidad


Se ha conseguido dar un paso importante para el colectivo de personas afectadas por la polio. Esta ha sido una lucha por parte de la FEAPET y el CERMI, desde que apareciera el RD 1851/2009 en su día. Ahora se ha añadido en el apartado f) “secuelas de polio”, donde antes sólo aparecía “síndrome postpolio”, que sabemos que todavía en muchos lugares de nuestra geografía es difícil que los médicos diagnostiquen dicho síndrome.

Desde aquí quiero felicitar a ambos organismos y a cada una de las personas comprometidas en esta lucha. Ahora toca seguir trabajando en la modificación del RD, en relación al 45% de discapacidad certificado quince años atrás, cuando sabemos que en la mayoría de los casos, los Centros Base de Valoración certificaron un 33% en la valoración de discapacidad, de manera generalizada.

A continuación, paso a copiar, literalmente, la noticia recogida en la página de la FEAPET:

Modificación Real Decreto 1851/2009

El próximo día 1 de enero de 2012 entra en vigor el Real Decreto 1148/2011, de 29 de Julio (BOE nº 182 de 30 de julio de 2011), este Real Decreto en su Disposición final segunda modifica el Real Decreto 1851/2009 de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social en cuanto a la anticipación de la jubilación de los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 45 por ciento.

Modifica la letra f) del artículo 2 del Real Decreto 1851/2009, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social en cuanto a la anticipación de la jubilación de los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 45 por ciento, que queda redactado en los siguientes términos:

«f) Secuelas de polio o síndrome postpolio.»

Antes

f) Síndrome postpolio

Esperamos que con esta modificación, no tengamos tantos problemas a la hora de conseguir la Jubilación

BOE nº 180 de 30 de julio de 2011

Publicado 30 de Julio de 2011 a las 09:00

Leído en FEAPET (Federación Española de Asociaciones de Polio y sus Efectos Tardíos).

Esta noticia ha sido recogida en el diario digital Eleconomista.es: Las secuelas de la polio, reconocidas como discapacidad que da lugar a jubilación anticipada.

Nota Aclaratoria sobre el Real Decreto 1148/2011

Según hemos podido ver en el Real Decreto 1148/2011 de 30 de julio (BOE nº 182 de 30 de julio de 2011), la entrada en vigor de dicho Real Decreto ha sido el 1 de enero de 2011, según dice en la Disposición Final Sexta, y no la que hemos puesto en nuestra noticia.

En los próximos días, haremos las consultas adecuadas, ya que normalmente la entrada en vigor de un Real Decreto suele ser a partir del día siguiente o con fechas posteriores de su publicación.

Leído en la FEAPET.

Se rebaja en dos años la edad de jubilación para trabajadores con 15 años cotizados y una discapacidad igual o superior a 45%


Los trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 45% cuya esperanza de vida se vea mermada de modo importante por esta circunstancia podrán jubilarse a los 56 años en lugar de a los 58 como estaba establecido hasta ahora.
Esta modificación de la normativa de Seguridad Social, planteada por el CERMI a los Grupos Parlamentarios del Congreso, ha prosperado en el debate de la ponencia del Proyecto de Ley sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social, en trámite en estos momentos en la Cámara Baja.

Con esta reducción de la edad de jubilación más trabajadores con discapacidad podrán acogerse a este beneficio social, que entró en vigor en enero de 2010 y que ahora se ve ampliado en dos años.

Además de esta mejora, la ponencia también ha recogido otra propuesta del CERMI consistente en la regulación de la figura del convenio especial de Seguridad Social para trabajadores con discapacidad con especiales dificultades de inserción laboral, de modo que estos puedan hacer aportaciones contributivas directas a la Seguridad Social para cubrir contingencias como la jubilación y por muerte y supervivencia.

El CERMI considera estos avances de gran relevancia para las personas con discapacidad y sus familias, al aumentar el grado de protección social de este sector de población.

Leído en Noticias CERMI.

Comunicado de APPCAT referente a la reunión del pasado 19 de abril sobre jubilación anticipada


En esto momentos se encuentra publicado en la página Web de FEAPET el comunicado al que nos referíamos días pasados:

El pasado día 19 de Abril de 2010, representantes de FEAPET mantuvieron una reunión en el Ministerio de Trabajo e Emigraciones con el Sr. Fernando Álvarez, Subdirector General de coordinación de unidades médicas del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

La finalidad de la reunión, fue basada en efectuar un análisis de los requisitos requeridos en el articulo primero del Real Decreto 1851/2009 y las dificultades que representa para un afectado de SPP, el poder acogerse a la jubilación anticipada para personas discapacitadas con un grado igual o superior al 45% e inferior al 65%.

Los resultados obtenidos de dicha reunión esperamos poder verlos en breve reflejados en las concesiones de las próximas jubilaciones anticipadas que se otorguen.

En un principio, no será imprescindible tener reconocido el síndrome post-polio durante el periodo de cotización, el hecho de haber padecido una polio y tenerla reconocida en la valoración de grado, ya presupone padecer sus efectos tardíos.

Para subsanar esta dificultad, el Ministerio va a presentar al IMSERSO, un borrador en el cual los EVO, tendrán que realizar su informe, en el que se hará constar “Síndrome Postpolio/Secuela de Polio”.

Se mantiene el tiempo mínimo de cotización para la Jubilación, así como el grado de la Discapacidad, ya que esto conllevaría a la modificación de la Ley General de la Seguridad Social.

En todo momento, se nos expuso con toda claridad, la imposibilidad de realizar modificación alguna sobre el Real Decreto.

Queda pendiente, la forma de salvar de una manera coherente el requisito requerido por el Real Decreto de un grado mínimo del 45%.

En un principio, se acordó que los centros de evaluación extendieran un certificado a cada solicitante, en el cual, se hiciese constar una revisión de grado con carácter retroactivo por haber sigo inadecuadamente evaluados por omisión de:

a) La degeneración gradual distal de unidades motoras con pérdida del precario balance entre denervación i reinervación.

b) La pérdida neuronal debida al proceso de envejecimiento sobre una unidad motora deteriorada.

Personalmente creo que esta jubilación, no representa para el colectivo una gran solución, pero con ella, se constituye un medio mas para las personas que puedan reunir los requisitos requeridos para acogerse a ella. Estoy convencido que el cambio del diagnostico de SPP por poliomielitis representa un avance para el acceso a la misma.

Debo aclarar que los quince años cotizados que se exigen, son los requeridos para poder tener acceso a ella, pero en ningún modo representa que den derecho a percibir el 100X100 de la base reguladora. Para cada caso, el porcentaje que corresponda percibir estará sujeto a la situación personal del demandante de acuerdo a las cotizaciones efectuadas durante el periodo de su vida laboral.

Las principales ventajas que representa la jubilación anticipada podríamos resumirlas en dos:

*Permite su acceso con tan solo quince años cotizados.
*Los siete años de anticipación equivalen a años cotizados

Lo que representa que, con quince años cotizados equivaldría a 22 años y el 71% de nuestra base reguladora.

Determinar el tipo de jubilación que nos puede resultar más favorable, debe ser tratado y estudiado para cada caso particular, según el periodo cotizado y el grado de discapacidad de cada demandante.

La jubilación anticipada representa una posibilidad mas para las personas que puedan acogerse a ella, ya que siempre puede resultar una vía más fácil que la prestación por incapacidad, esta, representa mas dificultades para su concesión, pero es la que nos ofrece mejores prestaciones económicas y fiscales.

Saludos

Juli Sellés

Comunicado de la FEAPET sobre la reunión para tratar la jubilación anticipada para personas que superen el 45% de discapacidad


Recojo aquí el borrador en estudio de la FEAPET sobre la reunión celebrada el pasado 19 de abril con el Ministerio de Trabajo, para tratar asuntos relacionados con el Real Decreto 1851/2009, mediante el cual se facilita la jubilación anticipada a las personas con un 45% de discapacidad.

Estimados compañeros:

El pasado día 19 de Abril de 2010, la FEAPET ha mantenido una reunión en el Ministerio de Trabajo con uno de sus representantes, en la que se han tratado los diferentes puntos existentes en el Real Decreto 1851/2009, que facilita la jubilación anticipada a las personas discapacitadas con un 45% de minusvalía.

No han sido muchos los frutos que se han conseguido de dicha reunión. Se va a modificar, no sabemos exactamente el plazo que se necesita para ello, el asunto relacionado directamente con las personas que poseen el diagnóstico de síndrome postpolio. Esperamos poder ver, en breve, los resultados en las próximas concesiones de las jubilaciones anticipadas que se otorguen.

Para que un afectado por secuelas de polio pueda acogerse a la jubilación hemos de reseñar los siguientes aspectos:

1.- Tener documentada la existencia de la infección por el virus de la poliomielitis en la infancia. Es el único escollo que se ha salvado. No se exigirá el diagnóstico de síndrome postpolio pues todos sabemos, y las autoridades competentes también, que es prácticamente imposible acreditar un diagnóstico similar que tenga 15 años de antigüedad.

2.- Disponer de grado de minusvalía igual o superior al 45% acreditado desde hace 15 años. Este punto fue imposible de negociar y no se sabe exactamente el motivo. Parece ser que está relacionado con otro Organismo y ya entramos en conflictos de organización. Dicho esto, en este punto puede concurrir algo importante. El afectado que fue valorado hace muchos años sistemáticamente con el 33% de grado de discapacidad y que no puede cumplir este requisito ya que la valoración que se le ha realizado más reciente, si es que ha sido pedida, aún habiendo superado el porcentaje del 45%, no reúne el requisito imprescindible de 15 años en posesión del mismo. Todos los afectados que superen o igualen el grado del 45% pero que no reúnan el tiempo imprescindible para acceder a la jubilación anticipada, deberán desplazarse a su Centro Base del IMSERSO para la cumplimentación de un cuestionario facilitado por dicho Organismo. Dicho cuestionario debería ir enfocado a hacer constar que en la evaluación inicial no se hizo mención a la degeneración gradual distal de unidades motoras con pérdida del precario balance entre denervación y reinervación y a la pérdida neuronal debida al proceso de envejecimiento sobre una unidad motora deteriorada con anteriodad en la primitiva infección por el virus de la poliomielitis. Una vez realizados estos trámites, de los que no sabemos el tiempo que se necesitará para concluirlos, se debería extender un nuevo dictamen médico de evalución del grado de minusvalía en el que constará que el porcentaje de la misma tiene carácter retroactivo desde la primera evaluación realizada.

3.- Tener el período mínimo de 15 años cotizados. Otro punto a tener muy en cuenta. Queremos indicar que el período mínimo exigido de cotización sólo va a suponer el cobro del 50% de la base reguladora que se calcule a efectos de que se pueda tramitar la jubilación anticipada. Transcribimos párrafos de www.seg-social.es

El porcentaje es variable en función de los años de cotización a la Seguridad Social, aplicándose una escala que comienza con el 50% a los 15 años, aumentando un 3% por cada año adicional comprendido entre el decimosexto y el vigésimo quinto y un 2% a partir del vigésimo sexto hasta alcanzar el 100% a los 35 años”.

PORCENTAJES POR AÑOS COTIZADOS
Años de cotización Porcentaje de la
base reguladora
A los 15 años 50%
A los 16 años 53%
A los 17 años 56%
A los 18 años 59%
A los 19 años 62%
A los 20 años 65%
A los 21 años 68%
A los 22 años 71%
A los 23 años 74%
A los 24 años 77%
A los 25 años 80%
A los 26 años 82%
A los 27 años 84%
A los 28 años 86%
A los 29 años 88%
A los 30 años 90%
A los 31 años 92%
A los 32 años 94%
A los 33 años 96%
A los 34 años 98%
A los 35 años 100%

“El período de tiempo en que resulte reducida la edad de jubilación del trabajador, se computará como cotizado al exclusivo efecto de determinar el porcentaje aplicable a la correspondiente base reguladora para calcular el importe de la pensión de jubilación”.

De esta redacción podemos deducir lo siguiente:

Una persona afectada por la polio, que reúne los requisitos y tiene el período mínimo de cotización exigido:

Cálculo del porcentaje aplicable: 15 años cot. + 7 años hasta 65 años = 22 años

Nos vamos a la fila de la tabla en la que figuran 22 años y el item correspondiente sería el 71%.

De esto sacamos en conclusión que la persona que intenta tratar de jubilarse mediante este Real Decreto y con este ejemplo, vería reducida su pensión en un 29% al no tener cotizados los 35 años exigibles para tener derecho al 100% de su base reguladora.

Dicho esto, hay que reseñar también que el cálculo de la base reguladora se realiza con la suma de las bases de cotización actualizadas de los 180 meses (15 años) anteriores al hecho causante dividido entre 210. Para la incapacidad permanente, con carácter general y para personas mayores de 52 años, el cálculo se realiza con la suma de las bases de cotización actualizadas de los 96 meses (8 años) anteriores al mes previo del hecho causante divido entre 112.

Pongamos un ejemplo. Consideramos que la base de cotización durante todo el tiempo es 1.200 €.

Cálculo base reguladora para jubilación: 1.200 x 180 / 210 = 1.028,57 Base reguladora

Cálculo base regul. para incapacidad: 1.200 x 96 / 112 = 1.028,57 Base reguladora

Tramitación de la jubilación con 15 años cotizados:

1.028,57 x 50% = 514,29 Pensión a cobrar

Tramitación de la incapacidad permanente total para la profesión habitual, con 15 años cotizados:

Menor de 55 años = 1.028,57 x 55% = 565,71 Pensión a cobrar

Mayor de 55 años = 1.028,57 x 75% = 771,43 Pensión a cobrar

Debemos aclarar que la incapacidad permanente absoluta para todo trabajo y la gran invalidez, suponen el 100% y 150%, respectivamente, de la base reguladora señalada de 1.028,57 €.

4.- Tener cumplidos 58 años de edad.

Mediante este comunicado, queremos hacer saber a todas las personas que se puedan acoger a la jubilación anticipada que deben acudir a asesorarse por experto en la materia pues las diferencias existentes entre los cálculos realizados son sustanciales.

Comparando el resultado final de los cálculos de la modalidad de jubilación anticipada con los realizados para el hipotético caso de una incapacidad permanente, entendemos que es más ventajosa, en este caso, la opción de incapacidad permanente, nada más y nada menos que en 25 puntos. Para acceder a ésta no es necesario llegar a esos 58 años, por lo tanto, casi nos están obligando a hacerlo para perder menos poder adquisitivo. No todas las personas pueden costearse un proceso administrativo-judicial. Podemos demostrar que la Administración Pública está agotando por imperativo legal todas las vías, tanto la administrativa como la judicial, con el fin de echar por tierra cualquier tipo de incapacidad permanente. No tenemos que recordar, o si, que un buen día fuimos víctimas de un virus salvaje que destrozó nuestros cuerpos quizá por la dejación de funciones de los gobernantes de entonces. Ahora, que nuestros cuerpos ya han dicho basta, nos vemos obligados a forzarnos todavía más por conseguir lo que es nuestro pleno derecho.

Consideramos que, si bien este Real Decreto facilita la jubilación 7 años antes del tiempo establecido con carácter general, no ha sido debidamente estudiado por los responsables competentes. Todos sabemos que nuestra vida laboral se ha visto truncada por muchas eventualidades. No es justo que se calcule la jubilación con las mismas tablas con las que se realiza el cálculo para una persona sin discapacidad. Creemos que se puede mejorar la situación final del cálculo de la jubilación ajustando los coeficientes reductores que estén relacionados con el tiempo total de cotización.

Es por lo que debemos luchar, independientemente de que se hayan modificado en parte los requisitos para poder acceder a esta modalidad de jubilación.

Leído en:  A vueltas con mi polio.

Actualización: 26-04-2010

Quiero aquí rectificar mi error cuando afirmé que el anterior escrito era un comunicado que la FEAPET (Federación  Española de Asociaciones de Polio y sus Efectos tardíos) había hecho público. Por el momento es sólo un borrador que debe ser depurado y que se ha filtrado a la red sin oficialidad ninguna. Rectifico, por tanto, el enunciado de este blog “el comunicado emitido por la FEAPET” por “el borrador en estudio de la FEAPET”.